include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for La Inmortalidad y la Multitud de Mentiras tras Ella by , available in its entirety at Smashwords









La Inmortalidad y la Multitud de Mentiras tras Ella

Por Forester de Santos

Copyright 2017 Forester de Santos

Smashwords Edition

ISBN:



Smashwords Edition, License Notes

This eBook is licensed for your personal enjoyment only. This eBook may not be resold or may not be given away to other people. If you would like to really share this eBook with another person, please purchase an additional copy for each recipient. If you are reading this eBook and did not purchase it, then please return to Smashwords.com and purchase your own copy. Thank you so much for respecting the hard work of this your author.



Licencia de uso para la edición de Smashwords

La licencia de uso de este libro electrónico es para su buen disfrute personal. Por lo tanto, usted no puede revenderlo ni usted puede regalarlo a otras personas. Si usted desea compartirlo, tenga usted la amabilidad de adquirir una copia adicional para cada destinatario. Si usted en verdad lo está disfrutando y usted no lo compró ni le fue obsequiado para su uso exclusivo, pues haga el buen favor de dirigirse a Smashword.com y descargue su propia copia. Gracias por respetar la buena obra de este su autor.





Tabla de Contenido

Prólogo

Dedicación

Introducción

Capítulo Uno

Conocimiento Real

Muchos han Aceptado la Inmortalidad

La Vida se Trata de Nacer y Renacer

El Camino Hacia la inmortalidad

La Fe Verdadera y el Encuentro con Ella

El Botín que es la Fe Real de Dios



Capítulo Dos

El Hombre y la Religión

La Religión, la Filosofía y la Ciencia

El Hombre y su Religión

El Hombre y la Vida

La Voluntad de Dios

El Hombre que Hace por Dios



Capítulo Tres

Mientras la Masa Perdure

El Salvador Amado De Dios

El Vacío de Dios

La Gracia y la Gloria

Yo Vencí al Mundo

Para Ver y Para Creer en Verdad



Capítulo Cuatro

Por Falta de Renacimiento

La Mentira Descubierta

No Responder Con Voz Propia Fue Morir

La Vida Viva la Cual es Real con Dios

Fe Real

La Vida Sin Conocimiento Real



Capítulo Cinco

La Real Forma de Vida Renovada

Uno Renace por la Amorosa Gracia de Dios

La Vida Viva sin Conocimiento Real

Solamente Cuando Uno es Renombrado Desde Arriba

El Factor Más Cero Negativo

Renombramiento



Conclusión

Algo Sobre Mí





Prólogo

¿Quién no se interesa en la inmortalidad y la posibilidad de lograrla? La verdad es que cuando uno comienza a buscar la inmortalidad o la verdad de ella, pues uno también comienza hacer el espacio para ella y por ese hecho de uno hacer por la inmortalidad, la inmortalidad comienza a manifestarse en uno...





Dedicación

Este libro, La Inmortalidad y la Multitud de Mentiras tras Ella, es dedicado a todos aquellos nacidos vivos, porque por sus nacimientos vivos ellos en verdad hicieron al mundo por mucho más pero no solamente para ellos mismos pero también para otros aquellos que también nacieron vivos y aún siguen vivos...





Introducción

Antes que nada y principalmente, en realidad hay más a la vida aquí en la tierra de lo que uno realmente puede ver, oír o hasta sentir. Por el amor real de Dios, nunca jamás dejen esa muy grandiosa oportunidad de inmortalidad o de vida renovada o la salvación real sea quitada o robada por falsas creencia las cuales llevan a uno a la muerte.

Muchos han escrito sobre la inmortalidad o vida eterna sin saber nada de ella y por no saber nada de ella, pues ellos se inventaban fantasías o hasta creían que la inmortalidad o la vida eterna venia o se lograba con la muerte ya que ellos no podían lograr la inmortalidad o la vida eterna y menos podían verla o conocerla para en ella entrar o recibirla.

Pero aun así, aquellos que aún siguen escribiendo sobre la inmortalidad o la vida eterna llevan el mismo camino pero esta vez con más fantasías o con otros dioses y hasta mencionan algo sobre las Escrituras las cuales jamás fueron escritas para ellos pero para otra sociedad o cultura la cual ya no está y cual su lenguaje tampoco está o no se usa hoy día por no saber hablarse.

Pero sí hay un toquecito de diferencia o de mentira de lo que se escribe o se dice o se habla hoy día sobre la inmortalidad o la vida eterna, ¡pagas ahora en efectivo por ella y cuando mueras la tendrás no importa tal peques!

Pero eso no se queda ahí, porque una vez tu creas también te has convertido tan grande como la misma mentira, pero tú no crees que es una mentira y tampoco sabes que tu llevas la mentira contigo o de que tu también eres un mentiroso, que aunque no mates a nadie lo has mantenido lejos de la verdad al igual que a ti mismo.

Pero nada, aquí en estos breves ensayos tendrás una breve o rápida idea de lo que es en verdad la misma inmortalidad o la vida eterna y como lograrla si es que te interesas en ella. Ella nada tiene que ver con sufrimiento y tampoco nada tiene que ver con la muerte porque morir o la muerte fue por no entrar en la inmortalidad o en la vida eterna como un inmortal vivo o un eterno vivo.

La inmortalidad o la vida eterna todo tiene que ver con vida pero con vida renovada con gozo real y con alegría real y también con doble abundancia real, todos refrescados constantemente o eternamente por ser reales.

La inmortalidad o la vida eterna también tiene que ver con mente consciente y con conocimiento real y reconocimiento real, ambos los cuales llevan a uno a un estado mayor o superior de mente consciente o a una mayor identidad, lo cual muchos llama el reino de los cielos.







Capítulo Uno

Conocimiento Real

Por conocimiento real uno buscó en el vientre de una mujer después de que uno salió del vientre de un hombre y en ella uno encontró conocimiento real y por el conocimiento real que uno mismo trajo pues uno pudo entrar en ese nuevo conocimiento para uno no solamente sobrevivir o uno poder continuar con vida pero también para uno tomar la forma real del conocimiento el cual uno mismo presentó.

Por conocimiento uno rompió fuente y salió como entró al mundo para de nuevo uno recibir conocimiento por el mismo conocimiento que uno trajo al mundo y una vez conocido en el mundo, uno hizo, uno vio, uno escuchó, uno olió, uno probó y hasta uno habló en el mundo con el mismo conocimiento que uno fue conocido o recibido con.

También uno por nacer vivo hizo al hombre por más por hacerlo a él por padre y también uno hizo a la mujer por más por hacerla a ella por más por hacerla por madre y el mundo también fue por más por uno añadirse al mundo,

Pues, la vida se trata sobre el conocimiento y la vida renovada o la salvación se trata sobre el reconocimiento, pero según uno mismo se presentó por conocimiento para con vida continuar y tomar la forma de ella, pues así mismo uno tiene que hacer en vida para poder recibir vida renovada o la salvación o el reconocimiento para continuar con vida renovada con gozo y con alegría y con doble abundancia, las cinco porciones.

Una vez que uno ha recibido reconocimiento o renombramiento, pues uno ha entrado con gozo y con alegría a un estado mayor o superior de mente consciente o de consciencia o de identidad, cual es el primer paso hacia la inmortalidad o a la vida eterna o a salvación eterna o real.





Muchos Han Aceptado la Inmortalidad

Muchos han abrazado o han aceptado la inmortalidad o la vida eterna o hasta la salvación sin conocerla a ella y ellos prácticamente han tomado algo perteneciendo a una autoridad más alta sin conocerlo a Él, porque la real o verdadera inmortalidad o vida eterna o hasta la salvación es de Dios y solamente Dios puede concederla a ella por el esfuerzo del mortal, aquel que hace por su inmortalidad o su vida eterna o su salvación o para ser inmortal o eterno o para ser salvo como salvador amado de Dios.





La Vida se Trata de Nacer y Renacer

La vida, cual es una vasija vacía, en verdad se trata de conocimiento no solamente para nacer y para vivir pero también la vida se trata de reconocimiento para renacer en gozo verdadero y en alegría verdadera y en abundancia verdadera y revivir con ellos constantemente toda la eternidad y jamás tener que morir.

Pues, la vida se trata todo sobre nacer vivo y de renacer en vida y vida nunca jamás es sobre la muerte, porque la muerte fue por la falta de renacer durante la vida o mientras uno estaba aún con vida.

La vida se trata de nacer vivo y luego renacer en vida mientras se viva. Pero si uno no logra renacer pues uno perdió el propósito de lo que era nacer y ya uno no podrá hacer para renacer y tampoco podrá cumplir el propósito de nacer, cual es renacer en vida o mientras se viva para una oportunidad a la eternidad, porque renacer es el primer paso o parada o camino hacia la inmortalidad.

Ahora bien, renacer o la salvación en si no es la inmortalidad, porque se requieren otros tres pasitos o estados o etapas de mente consciente o de conciencia o de títulos concedidos por Dios.





El Camino Hacia la Inmortalidad

El grandioso camino real hacia la inmortalidad real no está marcado o pisoteado y es un camino sin huellas y no aun ha sido caminado por nadie, tal vez comenzado pero nunca jamás terminado o completado, pero transformado en una idea o en un rumor o en una fantasía o mentira alta por dinero o por puesto por los mismos que conocen algo del grandioso camino pero no lo caminan o lo entienden para ellos ser ese mismo camino.

Ahora bien, el camino real hacia la inmortalidad es uno, uno mismo en diferentes etapas de vida o estados de mente consciente o de consciencias o hasta de identidades superiores concedidas por Dios pero por Dios como mucho más.

Pues, la muerte nada tiene que ver con el camino real hacia la inmortalidad porque morir fue por uno no convertirse en ese camino real cual llevará a uno por mente consciente a la inmortalidad real, cual sería al lado derecho de Dios como el lado derecho de Dios y la etapa final del camino real o a completar a uno como mucho más.





La Fe Verdadera y el Encuentro con Ella

La fe verdadera o real es de uno cuando uno busque de Dios y no cuando uno se la pida a Dios sin uno conocer de Dios y Dios se le presentará a uno con el mismo conocimiento de uno o con el conocimiento que uno le presentó a Dios y esa presencia o gracia de Dios logrará la fe real o verdadera de Dios en uno.

Ahora, con esa fe de Dios en uno, Dios se presentará a uno y uno se llenará con gozo real y con alegría real y uno también sentirá abundancia o se llenará con la amorosa gracia de Dios. Uno también con el tiempo sentirá el temor de Dios por uno temer ofender a Dios por lo que uno diga o hasta por lo que uno piense.

Pero nada, Dios siempre se presentará con gozo real y con alegría real y con un buen sentido de abundancia o amor hacia uno y uno hasta le podía hacer a uno una grandiosa promesa sin jamás pedir algo de uno...





El Botín que es la Fe Real de Dios

Una fe no hecha por ella es una fe falsa o es creencia falsa. Al principio uno hace para tener fe para tener fe, la cual será fe real por hecho de uno pero una vez que uno logre la fe, la fe hará a uno por más o uno se sentirá por más por esa fe ser real.

Cuando Dios se presenta a uno por uno o en uno por la búsqueda de uno de Dios, pues ese encuentro con Dios ha logrado a uno la fe real de Dios o la fe real de uno de Dios, en verdad el Botín de la fe real de Dios.

Pero uno prácticamente va corriendo lleno de gozo y de alegría con ese grandioso Botín y uno comienza a compartirlo con las demás personas las cuales uno cree que también tienen fe real o fe de Dios o hasta creen en verdad en Dios, pero ellos no la tienen porque ellos solamente llevan una creencia no hecha por ella y ellos se burlan de la nueva realidad de uno.

Pero la verdad es que el Botín que es la fe real de Dios solamente es de Dios y Dios solamente la compartió con uno para que uno solamente la compartiera con Dios y con o por ella uno en verdad conociera más de Dios, tal como Su voluntad hacia a uno.

Pero no solamente eso, pero también para que uno rechazará las cosas del mundo por las cosas de Dios, cuales son reales o del Rey y las que Él solamente quiere compartir con uno por uno lograr la fe real de uno o la fe real de Dios, cual Dios solamente la quiere compartir con uno o compartir individualmente.

Pero Dios también compartirá Su fe de Dios con cada uno que también haga como uno hizo para lograr el Botín que es la fe real de Dios.







Capítulo Dos

El Hombre y la Religión

La religión sobrevive y se supera o prospera por la ignorancia de la mayoría de los hombres y entre más grande la ignorancia de la mayoría de los hombres, pues más largo el sobrevivir y la superación o la prosperidad de la religión. Eso es, hasta el fin de la mayoría o si no de todos los hombres.

Ahora, porque algunos hombres niegan la religión pues eso no significa que ellos también niegan a Dios porque Dios nada tiene que ver con la religión, De hecho, la mayoría de las religiones ni siquiera tienen a un Dios. Y la única manera en verdad de conocer a Dios es por uno, por uno mismo.

Ahora bien, Dios en verdad se puede conocer porque Dios es conocimiento verdadero. Así que, por lo tanto, haga la búsqueda usted mismo y pues vea por usted mismo antes de que sea muy tarde, muy tarde significando la muerte, la muerte un sueño desconocido y un sueño nunca jamás despierto de no importa lo que diga la religión.





La Religión, la Filosofía y la Ciencia

La Religión, la Filosofía y la Ciencia nada tienen que ver con Dios o con la Verdad o hasta con la inmortalidad o vida eterna. La Religión, la Filosofía y la Ciencia son ideas prematuras o hasta fantasías o buenas sonando mentiras, mentiras para atraer el ser consciente a aceptar la muerte antes que él se acueste con ella y él se sienta conforme cuando ella al fin lo llame hacia la muerte eterna.

Pero Dios o la Verdad o hasta la misma inmortalidad se comprueba por esfuerzo como Dios por Su esfuerzo se hizo Creador o la Verdad como la Verdad como uno se presenta uno mismo como ella por ella presentarse como la Verdad cuando Dios a ella la llamó.

En otras palabras, Dios se presentará Dios mismo con gozo real y con alegría real como Dios cuando uno lo llame Dios o hasta por mucho más...





El Hombre y su Religión

La religión sobrevive y se supera o hasta prospera por la ignorancia del hombre. Y entre más grande esa ignorancia pues más largo el sobrevivir y la superación o hasta la prosperidad se su religión, aunque el hombre mismo no prospera por su religión, ¡y que ironía eso en verdad es!

Desde el amanecer del hombre, y ese amanecer fue cuando el hombre entró en consciencia o él se dio cuenta de él mismo o él miró hacia los cielos y él se maravilló o pensó, pues la religión llevó al hombre como si oveja al matadero pero no antes de que su nueva mente fue envenenara por su propia religión o por aceptar una creencia.

Pero si alguna vez el hombre descubriera la mentira cuál es su religión o creencia y ese hombre intenta de revelarla o divulgar la poderosa mentira a otro hombre, ese primer hombre se hizo una mentiría más grande o se hizo un traicionero.

Pero si él buscara por la verdad después de que él mismo descubrir la mentira pues ese hombre sobreviviría y superaría o hasta prosperaría. Pero no solamente eso, pero también ese hombre en realidad se hiciera la verdad ella misma cuando la verdad ella misma lo haga a él la misma verdad...

¿Pero cuál o qué es la verdad? ¿Cuál es la verdad de la verdad? Eso es decir, ¿qué, por lo tanto, hace la verdad la verdad o verdades?

La verdad de la verdad o verdades es la voluntad de Dios. Y la voluntad de Dios es la verdad o verdades de Dios renacido o renombrado hijo amado de Dios. Ahora, ningún hijo de Dios jamás es nacido, ¡pero renacido de su siervo amado!

Ahora bien, aquellos que creen en la mentira pues ellos mueren en la mentira y ellos les sirven a la muerte toda la eternidad por mantenerse muertos. Y aquellos que descubren la mentira y luego buscan la verdad la verdad o verdades ellos encontrarán y ellos tendrán la muy grandiosa oportunidad en vida de hacerse salvadores amados de Dios como Dios también se hará salvador amados de ellos.

Una vez que ellos sean salvadores amados de Dios pues ellos tendrán una expansión de vida y con todo el poder y con toda la autoridad de los cielos y también con todo el poder de la riqueza o prosperidad. Ellos también tendrán otra grandiosa oportunidad de hacerse la Morada amada de Dios con otra expansión de vida,

Pero si alguna vez un salvador amado o una morada amada de Dios pone a Dios in pruebas o en temperación, el salvador amado o la morada amada ha perdido toda otra expansión de vida y ha pedido también la muy grandiosa oportunidad de hacerse inmortal al lado derecho de Dios como el brazo derecho de Dios pero aquí en la tierra.

Y pues, por lo tanto, aceptar una creencia o una doctrina sin la búsqueda es por lo tanto aceptar la mentira y por lo tanto abrazar la muerte y pues negar la verdad cual está con Dios como Dios y después como mucho más que Dios y mucho más que salvador amado.

Cuando Dios presentó a Eva o la vida a Adam, Adam era ahora un hombre diferente o nuevo o renovado pero Adam no lo sabía. Y Adam vio a Eva o a la vida como una extensión de él mismo y no viniendo o saliendo de Dios.

Pero si Adam se daba cuenta que la vida era sobre etapas o mejores identidades, pues él la hubiera usado a ella como su ayudante para lograr o recibir esas etapas de vida o mejores identidades como era la voluntad de Dios y Dios tambien hubiera logrado mejores etapas o identidades porque el hombre lo sepa o no es ayudante de Dios.

La vida comienza con nacer y termina con la muerte, pero antes de la muerte uno tiene la muy grandiosa oportunidad de renacer para pues uno continuar con vida hasta que uno entre a la inmortalidad. Uno es nacido de vida y uno también es renacido de vida. Pero nacer es de un hombre y de una mujer, pero renacer es de uno vivo y de Dios o con Dios como mucho más que Dios y Creador

Cuando uno nace vivo, con ese nacimiento un hombre fue renacido o refrescado o él se hizo un padre o él fue renombrado padre y una mujer fue renacida o refrescada o ella se hizo una madre. Y otros en la familia también fueron renacidas o refrescadas o renombradas tal como hermanos o tíos y etcétera.

Pero con renacer las cosas son muy diferentes porque renacer o vida renovada o una identidad mayor o hasta una consciencia mayor es de Dios y con Dios. Cuando Dios presentó o Dios creó o nombró la creación como creación, Dios se hizo un ser más alto como Creador y los cielos se hicieron como si otros o unos segundos cielos por los cielos hacerse o refrescarse más abundante.

Pues, cuando uno se presenta o se humilla uno mismo a Dios como uno hizo at nacer con los parientes o padres de uno como los padres de uno, Dios se presentará o le permitirá a uno acercarse a Dios y uno será iluminado o confortado con gozo y con alegría o con la amorosa presencia o la amorosa gracia de Dios y también con el buen sentido o presencia de abundancia.

Con este acercamiento o grandioso encuentro con Dios uno ha alcanzado o ha logrado fe real o verdadera o una consciencia más alta o mayor aunque Dios nunca menciona que Dios es Dios. Pero aun así, uno ha llegado a conocer o a creer en verdad de que si hay más aquí en la tierra pero con Dios como mucho más que Dios y con uno como mucho más que uno.

Pero este acercamiento con Dios, cual se repite a menudo con gozo y con alegría o con la amorosa gracia de Dios, no durará mucho porque Dios se despegará después de que Dios prometa muchas veces la misma grandiosa promesa o recompensa aunque no una promesa o recompensa específica, pero la promesa o recompensa tiene un doble significado, tal como “Nada te faltará.”

Pero antes de que Dios se despegue o se aleje, Dios llamará a uno con una voz externa cuando antes Dios le hablaba a uno con una voz interna. La cosa es que la nueva voz no es reconocida y uno no responde aunque la voz llamó a uno por nombre por múltiples de dos, tal como el nombre de uno el nombre de uno, el nombre de uno el nombre de uno.

Uno mira alrededor de uno como si esperando ver a alguien, pero uno encuentra a nadie o nadie aparece. Esperanzadamente, uno descubre poco después que Dios estaba llamando a uno con una nueva voz, ¡tal vez la voz de Salvador o la voz de Padre o Padres!

Pero aun así, a Dios despegarse de uno, uno entra en desolación como amado de Dios y Dios también entrar en desolación como amado de uno. Y las cosas que uno conoció antes de que uno conociera a Dios ahora son pero vanidad, ahora son pero nada o vacío o hasta caos porque ya no está el consuelo o el gozo y la alegría y la paz y el conocimiento de Dios.

Interesantemente, que Dios nunca jamás dijo que Dios era Dios y nunca jamás le pidió alguna cosa a uno porque uno fue el que se presentó uno mismo a Dios y por lo tanto presentó también a Dios por más. ¡Y si alguna vez uno quisiera salir de la desolación pues uno quiere a Dios como Salvador amado de uno para que Dios haga o renombre a uno salvador amado de Dios!

Cuando Dios le pidió a Abraham o Padres por su hijo o sonrisa, ¡fue porque Abraham o Padres le pidió a Dios por lo mismo!

Y cuando Dios llamó a un hombre padre y después padres, fue porque Dios quería ser adoptado como hijo para adoptar a ese hombre como hijo, como hijo amado de Dios y Dios seria mayor como Padre Amado de ese hombre ahora hijo amado de Dios, ¡la segunda etapa para llegar ser inmortal o tener vida eterna!

Pero el proceso de salir de la desolación es ahora un poco largo porque Dios es muy generoso a Su amado con desolación y con falta de consuelo. Pero uno tiene que ser muy paciente y muy persistente porque aquí es adonde la fe de uno será probada y refinada y aquí uno en verdad será justificado por Dios mismo como Contendiente de Dios cual contiende por la paz de Dios y por el conocimiento o reconocimiento de salvador amado de Dios.

Pero Dios en verdad llamará con gozo y con alegría al Contendiente de Dios o al siervo amado de Dios fuera de la desolación para completar la promesa o la recompensa o el propósito de Dios.

Y con gozo y con alegría, con todo el poder y con toda la autoridad de los cielos y también con todo el poder de riquezas o prosperidad el siervo amado de Dios saldrá de la desolación o subirá y él será salvador amado de Dios como Dios también será Salvador amado del salvador amado.

Pero el salvador amado de Dios no es inmune de la desolación, porque después de la amorosa presencia of Dios como Padre Amado, Dios como Padre Amado se despegará y pues dejando a Su engendrado o Su adoptado hijo amado una vez más en desolación. Esta nueva desolación es por falta de morada amada y falta de más consuelo o falta de paz y falta de conocimiento o de reconocimiento.

Pero el hijo amado y salvador amado de Dios mientras no panga a Dios en tentación, él tiene todo el poder y toda la autoridad de los cielos y él también tiene todo el poder de riquezas o de prosperidad para hacerse o ser la morada amada de Dios. Y una vez que Dios le conceda a Su hijo amado la paz de Dios y el conocimiento de morada amada, el hijo amado será la morada amada de Dios y Dios también será la morada amada del hijo amado y mientras el hijo amado como morada amada no ponga a Dios en tentación pues ellos ambos serán como si uno.

Pero Dios una vez más se despegará y por lo tanto alojará Su morada amada en la desolación de Plenitud amada o Añadir amada. Aquí también uno contiende o lucha por la paz de Dios y por el conocimiento de Plenitud amada o el conocimiento de Añadir amada. Una vez que Dios conceda la paz de Dios y el conocimiento de Plenitud amada, uno se ha hecho la Plenitud amada de Dios y Dios también será la Plenitud amada de uno.

Y después hay un paso final, el paso hacia la inmortalidad o vida eterna al lado derecho de Dios como el brazo derecho de Dios, ¡pero aquí en la tierra!

Ahora bien, cada paso o reino o estado se trata de renacer o refrescar o vida nueva o una identidad mayor por conocimiento o reconocimiento y nada que ver con la muerte porque la muerte es el fin de renacer o el fin de vida nueva o el fin de una identidad o consciencia mayor. Y la muerte no es sobre llevar a uno a algún lado, pero la muerte en verdad es sobre regresar a uno al polvo como polvo y por lo tanto perder cada oportunidad a otras oportunidades de vidas o de identidades o de mayores consciencias.

Poniéndolo de otra manera, uno tiene que estar vivo para poder no solamente presentarse a uno mismo pero también uno tiene que estar vivo o consciente para poder escoger o rechazar la llamada de uno al renacer o a vida nueva o a una identidad mayor o alta.

En otras palabras, para poder entrar al próximo modo de pensamiento o de consciencia, ¡uno tiene que estar consciente porque renacer o vida nueva o renovada tiene todo que ver con renacer y con Dios o con la mente consciente o con el cerebro de uno!

Sin embargo, entrar en la inmortalidad o a la vida eterna al lado derecho de Dios como el brazo derecho de Dios nada tiene que ver con uno subir a los cielos porque cuando uno pueda entrar al paso o estado o al reino final, ¡uno es ofrecido esa posición al lado izquierdo de Dios cual es el lado derecho de Dios aquí en la misma tierra!

En otras palabras, el lado derecho de Dios es una posición ofrecida por Dios mismo y si uno la acepta pues uno se hace inmortal y la tierra será como si en los mismos cielos. Pero si uno se niega aceptar o rechaza esa muy grandiosa posición, esa muy grandiosa posición no será ofrecida de nuevo y uno morirá y pues perdiendo cada posición o identidad o modo de conciencia logrado o concedido hasta adonde uno llegó.

Para resumir, la religión comenzó como una idea o como una búsqueda o explicación o hasta un encuentro genuino con Dios. Pero como la voluntad de Dios no se entendió o no fue completada por el buscador, el buscador intenta de explicar la voluntad de Dios sin el buscador, o sin aquel que se acercó a Dios, saber o conocer la voluntad de Dios hacia el buscador o aquel que tuvo el encuentro con Dios. Pero la voluntad de Dios es uno como Dios es uno. Y uno es hacia Dios como Dios es hacia uno.

En otras palabras, Dios se presenta a Dios mismo de acuerdo como uno presente a Dios o de acuerdo como uno mismo se presente a Dios. Y pues la voluntad de Dios puede ser diferente de un individuo hace otro, pero eventualmente la voluntad de Dios pues será la misma a cada individuo cuando el individuo se haga el siervo amado de Dios y pronto después se haga salvador amado o es renacido de Dios o es renombrado por Dios mismo salvador amado como antes fue justificado o renombrado por Dios Contendiente Guerrero o siervo amado de Dios, cual en verdad es renacer de siervo amado a hijo amado de Dios y Dios también renace de Amo Amado a Padre Amado.

Pero Dios nunca jamás le pide o le impone o en fuerza Su voluntad a nadie, pero Dios promete una grandiosa recompensa, mayormente relacionada con riquezas o prosperidad cual llevará a una vida mejor. Pero Dios subirá tan alto que uno quiera llegar sin uno poner a Dios en pruebas o en tentación. Y si uno alguna vez prueba o pone a Dios en tentación, uno por lo tanto es el perdedor por uno perder cada otra oportunidad con Dios como mucho más que Dios.

Interesantemente, sin embargo, una muy grande multitud de hombres en la historia han estudiado algo de las Sagradas Escrituras y ninguno de ellos nunca jamás conoció voluntad real de Dios.

Sin embargo, ellos fueron de alguna manera inspirados o iluminados pero ellos en lugar crearon una religión o una multitud de por sus mismas interpretaciones o entendimiento de las Sagradas Escrituras.

Pero sin embargo, la gran mayoría de las religiones nada en absoluto tienen que ver con Dios o con Su grandiosa voluntad, cual es uno como real.





El Hombre y la Vida

El hombre peca o se desvía del camino hacia el renacimiento o a la salvación real, cual es en verdad el primer paso hacia la inmortalidad, porque el hombre se deja llevar o engañar por la vida. La vida es un camino o un guía para en verdad ayudar al hombre añadirle a la creación de Dios con su renacimiento o salvación real en vida por vida, pero solamente y cuando el hombre mismo diga y no cuando la vida diga u otro hombre diga por ese hombre, tal como que ya se hizo por él para que él ya no tenga que nunca jamás hacer.

Pecar simplemente es por falta de conocimiento real o por no entender el conocimiento real dado a uno y por causa de no entender ese conocimiento pues ese conocimiento no es transformado en la gran forma real de vida que en verdad le tocaba a uno y por uno no transformase pues uno muere porque todo aquel peca morir es lo que en verdad le toca. Eso es, morir fue la causa de no transformase en una forma nueva por el conocimiento real dado o concedido a uno por el hecho de uno mismo.

Cuando uno llega a tener fe verdadera, uno ahora tiene una de dos posibilidades cuando antes sin fe verdadera solamente tenía una sola posibilidad y esa sola posibilidad era simplemente morir y por morir pues en verdad perder toda posibilidad a cualquier otra posibilidad.

Pero aquel que llegó a tener fe verdadera aun todavía le queda la posibilidad de morir y quedarse sin vida, pero también tiene la muy grandiosa posibilidad u oportunidad de quedarse con vida y seguir en vida sin tener que morir porque a aquel que llegó a tener fe verdadera la tuvo en verdad por un encuentro verdadero con Dios y Dios le prometió una grandiosa promesa, ¡que si por ella aquél hace según también hizo por tener fe verdadera, por el hecho de ella por ella será aquél recompensado y será en verdad recompensado como salvador amado de Dios!

Ahora bien, Dios no fue muy específico con su grandiosa promesa pero la grandiosa promesa tiene todo que ver en verdad con Dios y con conocimiento real de Dios y también con la paz de Dios o con el descanso de Dios.

Ahora, según el conocimiento real de Dios lo hizo o lo transformó o lo revivió a Creador y después Dios descansó como Creador y quedando en verdad como uno nuevo Dios por quedar Dios por Creador y tomar en verdad la grandiosa forma de Creador, pues por el conocimiento real o por la promesa uno también tiene que hacer para recibir nuevo conocimiento para poder transformarse o formase en la forma real que pueda en verdad recibir o aceptar la grandiosa promesa, ¡cual es en verdad Dios mismo como mucho más que Creador!

Y esa forma o reforma real que uno en verdad tendrá es la grandiosa forma real de salvador amado de Dios como Dios también será por Salvador amado de uno. Con ese conocimiento real de uno como salvador amado de Dios y de Dios como Salvador amado de uno vendrá paz o descanso para que ambos puedan tomar la misma forma de la grandiosa promesa de Dios.

Pues, ¡la vida es más que nacer y luego tan solo morir! La vida es para nacer y en ella hacer para no morir pero para revivir o renacer, pero revivir o renacer tiene todo que ver con vida y con vida viva y con Dios como mucho más que Creador y uno como mucho más que uno porque uno será real como Dios es real.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-19 show above.)