Excerpt for El gran juego by , available in its entirety at Smashwords





El gran juego


Es tu vida, juega tu partida



Luis Ros







Letra minúscula







Primera edición: abril de 2018

Diseño e ilustraciones: Hansel y Gretel

hanselgretel.es

Copyright © 2018 Luis Ros

Letra minúscula

www.letraminuscula.com

contacto@letraminuscula.com

Impreso en la UE – Printed in the EU

Ninguna parte de esta obra puede ser reproducida por algún medio sin el permiso expreso de su autor. Letra minúscula no se hace responsable del contenido de la obra y/o las opiniones que el autor manifieste en ella.

La tinta que utilizamos no lleva cloro y el tipo de papel interior no lleva ácido. Ambos productos los suministra un proveedor certificado por el Consejo de Administración Forestal (FSC, Forest Stewardship Council). El papel está fabricado con un 30% de material reciclado de residuos.



AGRADECIMIENTOS





Quiero dedicar este libro a tod@s los amantes del aprendizaje, todas aquellas personas que son capaces de detectar algo en sí mismas que pueden mejorar y emprenden el camino para hacerlo. A todas aquellas personas que cuando algo no va bien prueban a hacerlo de forma diferente. A todos a quienes superar sus límites les emociona, personas capaces de sacar jugo a pequeñas dosis de sufrimiento en forma de esfuerzo y sacrificio. A todos esos pequeños locos, a todas esas pequeñas locas.

Son nuestras propias decisiones las que nos han llevado al lugar que ocupamos hoy. Y sólo las decisiones que tomamos hoy nos acercan al lugar que queremos ocupar mañana. Por ello quiero dedicar el libro a las 2 decisiones más importantes de mi vida, mi hijo Bastian y mi próximo hijo Marco. Porque espero que todo esto pueda ayudarles algún día.








ÍNDICE





PRÓLOGO

PRIMERA PARTIDA

CREANDO EL ESCENARIO

MI GRAN JUEGO

PARTE I. AUMENTA TU PODER. HÁBITOS DE COMPORTAMIENTO

AUMENTA TU NIVEL MÁXIMO

PASIÓN

MOTIVACIÓN

AUTOCONFIANZA

EVITA REDUCIR TU NIVEL MÁXIMO. CREENCIAS LIMITANTES

RECARGA TU PODER

ALIMENTACIÓN

DIETA 16/8

DIETA PALEO

DIETA ALCALINA

DIETA SLOW CARB O DE HIDRATOS DE CARBONO DE DIGESTIÓN LENTA

COMENTARIOS

DESCANSO

EJERCICIO

MEDITACIÓN

SUPLEMENTACIÓN

COMIENZA EL DÍA A LO GRANDE, TU RUTINA EN LA MAÑANA

ENCUENTRA TU CICLO VITAL

REDUCCIONES DE PODER

LA PEREZA

LAS PREOCUPACIONES

EL ARTE DE COMPLICARSE LA VIDA

IMPULSOS PARA AUMENTAR TU PODER

RESUMEN PARTE I

MIS PRIMEROS CAMBIOS

PARTE II. HÁBITOS DE PENSAMIENTO. EL GENERAL

HÁBITO DE PENSAMIENTO 1. PIENSA EN GRANDE

HÁBITO DE PENSAMIENTO 2. PRIORIZA

HÁBITO DE PENSAMIENTO 3. OBJETIVOS

HÁBITO DE PENSAMIENTO 4. PLANIFICA

HÁBITO DE PENSAMIENTO 5. DELEGA

HÁBITO DE PENSAMIENTO 6. CREA TUS PROPIOS SISTEMAS

HÁBITO DE PENSAMIENTO 7. ESTABLECE MÁRGENES

HÁBITO DE PENSAMIENTO 8. SIMPLIFICA

HÁBITO DE PENSAMIENTO 9. PERSPECTIVA

HÁBITO DE PENSAMIENTO 10. FLEXIBILIZA

RESUMEN PARTE II

PARTE III. HÁBITOS PARA LA ACCIÓN. EL SOLDADO

HÁBITO PARA LA ACCIÓN 1. RECOPILACIÓN, SÁCALO DE TU MENTE

HÁBITO PARA LA ACCIÓN 2. ANALIZA Y CLASIFICA. TUS LISTAS

HÁBITO PARA LA ACCIÓN 3. DEFINE ACCIONES

HÁBITO PARA LA ACCIÓN 4. REVISA

HÁBITO PARA LA ACCIÓN 5. EFICAZ, EFECTIVO Y EFICIENTE

HÁBITO PARA LA ACCIÓN 6. CONTEXTO, TIEMPO, LUGAR Y ENERGÍA

HÁBITO PARA LA ACCIÓN 7. ENFOQUE Vs Multitasking

HÁBITOS PARA LA ACCIÓN 8. NO POSPONGAS

HÁBITOS PARA LA ACCIÓN 9. PEQUEÑOS ATAJOS

RESUMEN PARTE III

PARTE IV. LA PRÁCTICA

HERRAMIENTAS

MICROSISTEMAS

1.- RECOPILACIÓN Y PROCESAMIENTO DE INPUTS

2.- REVISIONES PERIÓDICAS

3.- DEFINICIÓN Y SEGUIMIENTO DE ACCIONES

4. - FLUJO DIARIO DE TAREAS

5.- SELECCIÓN DE ACCIONES

6.- LISTAS DE COMPROBACIÓN O CHEQUEO

EL GRAN JUEGO COMIENZA DE NUEVO










PRÓLOGO



LA PARTIDA HA COMENZADO





Bienvenido al gran juego, la partida comenzó hace tiempo. Las reglas cambian y se complican constantemente. Nunca nadie te las ha explicado y lo poco que te contaron no es cierto. Tienes que ir investigando por el camino, aprendiendo mientras sobrevives. Apenas tienes tiempo. Pasas el día atendiendo urgencias y apagando pequeños incendios. No mantienes el control sobre nada, estás jugando a un juego creado por otras personas, así no puedes ganar. No descansas lo suficiente, y si lo haces las tareas pendientes se acumulan y te sobrepasan. Te levantas, corres, y sin darte cuenta ya tienes que acostarte otra vez. Siempre pensando en lo próximo por hacer. De vez en cuando un pequeño premio para mitigar el estrés y la ansiedad. El trabajo, la casa, el jefe, el tráfico, la compra, limpiar, llamadas, mails, wasaps, redes sociales, cocinar, planchar, tus hijos, sacar al perro… apasionante.

Este eres tú. Jugando al juego de la vida. Es hora de que comiences a jugar al juego de tu propia vida, un juego en el que las reglas las pones tú. Unas reglas para un juego al que puedas ganar. Un juego en el que puedas ir pasando de nivel, creciendo y disfrutando de grandes momentos. Pero un juego apasionante y exigente. Porque ese eres tú. Alguien que quiere cambiar cosas y mejorar, crecer. Mejorarse a sí mismo y todo lo relacionado con sus seres queridos.

Necesitarás armas y mucha voluntad. No puedo ofrecerte voluntad, pero sí puedo darte armas. Armas e instrumentos que te ayudarán en cualquier nivel en el que juegues. Armas de diferentes tipos.

Tendrás que definir tu juego y crear un plan, un camino. Necesitarás tener tu nivel de vida al máximo, equipamiento, instrumentos, armas…

Las misiones serán muy diversas, no puedes destinar todos tus recursos a un único frente. La buena noticia es que tú eres el creador del juego, el arquitecto. Debes definir los escenarios y elegir al protagonista. Guerrero, mago… o todos ellos. Depende de ti únicamente, ya que en tu juego podrás formarte para ser un guerrero aprendiz de magia o viceversa. No tienes límites, sólo los que tú te pongas. Los límites serán tus márgenes entre misiones. Misiones personales, laborales, familiares… ¿Querrás conducir un Ferrari o un 600? Quizá dependa de la misión, ¿no crees?


¿Preparad@?


Espero haber conseguido captar tu atención y que te sientas identificado en el símil anterior. Seguro que en muchas ocasiones tienes la sensación de vivir una vida que no has elegido tú. El sistema ha sido creado por otros y tú estás en él. Debes adaptarte lo mejor posible.

Durante las próximas páginas te diré formas y consejos para ayudarte a salir y crear tu propio sistema. Tu sistema se basará en hábitos y rutinas que incorporarás a tu vida diaria hasta llegar a hacerlos de forma automática. Es fundamental que los adaptes y optimices a ti mismo, respetando tu esencia y la suya propia. De esta forma ganarás tiempo, frescura y agilidad mental.

Para aumentar tu nivel de vida y mantenerlo al máximo hablaremos de alimentación, salud, descanso, meditación, deporte… y de cómo evitar reducir dicho nivel con preocupaciones, complicaciones etc.

En la segunda parte nos centraremos en cómo estructurar tu forma de pensar. La mente tiene una capacidad infinita, pero muchas veces la mantenemos atareada recordando cosas, saltando de un sitio a otro… quiero que ordenes tu mente racional para que le dejes más espacio a tu creatividad. Hablaremos de objetivos, de priorizar, delegar… En este punto deberás comportarte como un general. El general de tu propia vida. Deberás mirar con perspectiva y centrarte en la estrategia y en la táctica.

En la tercera parte veremos cómo actuar para sistematizar pasos, hacerlos repetitivos e inconscientes. Simplificar las cosas será clave para ganar libertad mental y tiempo. Hablaremos de acciones, revisiones, eficiencia… Tendrás que dar paso al soldado.

Por último veremos ejemplos de cómo incorporar todo esto a tu vida diaria, qué herramientas sencillas pueden ayudarte, cómo establecer unas rutinas que den forma a tu sistema. Es algo que he echado de menos en libros que abordan una temática similar y estoy seguro de que te ayudará.








PRIMERA PARTIDA





Este libro es tu nueva primera partida, la primera misión en tu nuevo juego. Si quieres subir de nivel tendrás que leerlo, pensarlo, analizarte y aplicarlo. Al menos la parte que tu protagonista necesite. No es suficiente hacer una lectura rápida. Te aconsejo que leas, subrayes, anotes comentarios y te hagas tu propio resumen. Algo que puedas grabar en tu memoria de forma que accedas fácilmente a ello cuando lo necesites.

Quiero que esta misión sea ágil, vibrante. Por eso he decidido escribir un libro breve y directo para que entres de lleno en el juego. El libro se alargará en el futuro con nuevas pequeñas versiones, extensiones de mapas que se centrarán capítulo por capítulo con experiencias, prácticas y ejemplos.

Mi objetivo es que el libro tenga un enfoque práctico, estoy seguro de que te será de gran ayuda. Por eso la última parte del libro tiene un enfoque totalmente práctico. Quiero darte un empujón, anular todas tus excusas para comenzar el cambio…

Las bases o reglas del juego son claras: el día tiene 24 horas, punto. No hay más limitaciones. El día consta de 24 horas, 14.640 minutos, 878.400 segundos. Los mismos para todo el mundo. Lo que cada uno hagamos con ellos depende de nosotros mismos. No tengo tiempo para hacer deporte, no tengo tiempo para leer… el tiempo es limitado, lo que nosotros decidamos hacer con él es otra cosa muy diferente. Cada uno tenemos nuestras prioridades, tomamos nuestras decisiones. Nunca debemos pretender ser, ni vivir, como otra persona. Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles. Recuerda que vas a crear tu gran juego y tú serás el protagonista. Para eso estás aquí.

En mi juego no quiero vivir a la carrera, sin pensar de forma centrada en lo que hago en cada momento. No quiero correr, pero no quiero parar. Tomarse un descanso no es parar. Si el descanso se llama pereza sí lo es, pero si el descanso es una recarga de energía y lo hago para subir mi nivel de vida al máximo de nuevo es una manera de avanzar. Quiero disfrutar plenamente de los ratos que paso con mi familia, quiero trabajar a tope, quiero escribir este libro para ayudar a miles de personas, quiero disfrutar de mis pasiones, estar en forma, aprender constantemente, ahorrar dinero para ser financieramente independiente lo antes posible, quiero estar con mis amigos, quiero estar conmigo mismo, pasear, disfrutar de la playa y la montaña, cocinar, leer…

En definitiva, quiero VIVIR mi propia vida, jugar mi propio juego, no el juego definido por otras personas o marcado por las circunstancias. Quiero disfrutar de mis pasiones, afrontar las dificultades con buena cara y no arrepentirme de las cosas que no he hecho, eso nunca. Quiero pasar niveles, misiones y batallas hasta hacerme dominador del juego.

Estaré encantado de recibir tus comentarios y que me cuentes tu experiencia, el escenario que has creado y conocer a tu protagonista. Recuerda que el juego está vivo. Irá creciendo conforme lo juegues. Para poder avanzar más rápido tendrás que ir adquiriendo nuevas habilidades, instrumentos, armas… para enfrentarte a los nuevos obstáculos. No hay limitaciones en tu juego más allá de la duración de la jornada.

Elimina de un golpe tus excusas y barreras. He rescatado los siguientes ejemplos que te ayudarán a ver las cosas de otra forma, a darte cuenta de que quizá todo sea más grande y posible de lo que nunca imaginaste.

  • Sin entrar en demasiada profundidad, desde hace muchos años el átomo es considerado como el último estado de la materia, una partícula indivisible y que compone las partículas de los cuerpos. Entre ellos los cuerpos sólidos como el tuyo y el mío. Pues bien, ha quedado demostrado que el 99% del átomo está vacío, es únicamente energía. Según esto tú y yo estamos vacíos, somos pura energía. Pensar en lo increíble que resulta esto me ayuda a romper barreras y eliminar la tendencia natural al “no puedo”, “es imposible”…

  • A los participantes de un experimento se les hizo pasar una secuencia de números digitales a una velocidad en la que no eran capaces de seguirlos. Sólo eran capaces de ver que los números cambiaban. Posteriormente colocaron la misma secuencia bajo un puente. Los participantes en este caso debían tirarse haciendo puenting, y durante la caída debían observar dicha secuencia de números. En este caso todos fueron capaces de distinguir cada uno de los números de la secuencia. En un momento de gran estrés como puede ser el salto al vacío, el cerebro es capaz de “detener el tiempo”.

  • Te recomiendo encarecidamente que veas una charla Ted bajo el título “My stroke of insight”. Una charla sobre la experiencia de una psicóloga mientras sufría un derrame cerebral y su percepción del mundo en esos instantes. El derrame afectó a la parte izquierda (racional) de su cerebro, anulándola por completo. En ese momento no era capaz de analizar las cosas. Reproduciendo sus mismas palabras, había encontrado el Nirvana, la iluminación. Sentía conexión con todo y un enorme sentimiento de paz y compasión. Creo sinceramente que somos algo mucho más grande de lo que nuestro ego nos permite siquiera imaginar.





















CREANDO EL ESCENARIO





Para jugar a tu gran juego lo primero que tienes que hacer es crearlo, lógico. Tienes que crear tus mapas, escenarios, etc. El juego tiene una misión final, tu propia misión. Habrás alcanzado el final del juego cuando te sientas identificado realmente con tu misión en la vida, cuando tus hechos y tus sentimientos estén completamente orientados los unos con los otros, todos en la misma dirección. Habrás alcanzado el premio último, estarás viviendo tu propia felicidad. Tu misión puede ser derrocar la tiranía de un rey, liberar una princesa, conquistar el territorio enemigo… o ser un apasionado profesor, el mejor vendedor de coches del país o un exitoso empresario que pasa horas y horas jugando y educando a sus hijos. Dedica el tiempo necesario a identificarlo. Tu mente no te ayudará demasiado en este punto. Escucha a tu corazón, ¿qué hace vibrar tu energía realmente y ponerla a un nivel en que te sientes poderos@? Mi energía vibra escribiendo este libro. Cuando quedo satisfecho de lo escrito me cargo de energía para un montón de horas. Vibro con la lectura de algunos libros, aprendiendo. Vibro con muchas otras cosas.

Un pequeño truco que puede ayudarte es imaginar lo siguiente:

¿A qué dedicarías tu vida si tuvieras una excelente salud y el suficiente dinero para poder dedicarte sólo a aquello que amas?

Cuando lo tengas, habrás encontrado la misión de tu gran juego. Pero tu gran juego se juega en unos mapas y escenarios que debes visualizar. ¿Cómo ves a tu personaje viviendo en el escenario que has creado? Son escenarios en castillos, en el espacio exterior… o son escenarios en el campo rodeado de animales, en la ciudad conduciendo un deportivo, completando un triatlón…

¿Cómo vive el personaje de tu juego en los próximos años?

Por último vas a definir el protagonista del juego. Un consejo, hazlo lo más abierto posible porque evolucionará durante el juego y lo hará constantemente. ¡Qué maravilla! Puede cambiar en la dirección que desees. Pero hay ciertas cosas que deberás definir desde el principio. Tu personaje se detendrá a ayudar a todas las personas que encuentre en el camino, priorizará el cuidado de los animales, pasar ratos con los amigos y la familia… No seas limitante. Tus principios deben ir orientados al bien, tuyo y de los demás. Pero sé abierto y trata de identificar tus principios limitantes. Si uno de tus principios es que el dinero no da la felicidad te diré una cosa. O nunca tendrás dinero, o nunca serás feliz. Para mí el dinero no da la felicidad, pero es un gran medio para conseguirla. Con dinero puedes ganar tiempo subcontratando tareas, puedes ayudar a más personas, puedes dedicarte a lo que amas el 100% del tiempo. No es el fin, es un gran medio para alcanzar aquello que deseas. Yo no me quiero limitar, deseo tener dinero y ser feliz. Ambas. ¡Es mi juego!

¿Te imaginas que eres el protagonista de un juego que aborreces y quien controla el mando de los movimientos de tu personaje es otra persona? ¿O que eres Lebron James y te han puesto a jugar en un juego de fútbol compitiendo con Messi o Cristiano Ronaldo?

Está bien, todo esto es ideal. Pero tú tienes que mantener una familia, pagar una hipoteca, etc. Esto no es para ti. Es tarde para cambiar, si hubieses leído esto hace años cuando eras joven todo sería diferente. Has aceptado perder en un juego que no te gusta a cambio de unas pequeñas vacaciones una vez al año y alguna que otra esporádica diversión que a duras penas puedes permitirte. Un gran cambio puede lograrse de dos formas. En tu caso descartamos el cambio radical. Pero vas a lograrlo realizando pequeños cambios, dando pequeños pasos. Vas a ir creando tu juego misión a misión, pantalla a pantalla. Vas a hacer evolucionar al personaje paso a paso hasta convertirlo en todo aquello que deseas. Pero igualmente necesitas reflexionar para identificar tu misión y acercarte a la visión ideal que tienes de ti mismo.

Mucho cuidado. Estate preparado para trabajar, para pelear hasta la extenuación. Si crees que esto se resuelve leyendo unas cuantas palabras bonitas y sentándote en el sofá estás muy equivocado. Vas a tener que renunciar a cosas, al menos durante un tiempo. Vas a tener que trabajar más duro que nunca. Recuerdas que el tiempo es limitado. Para conseguir más tiempo dejarás la pereza a un lado, renunciarás a vicios que no te aportan ningún valor a largo plazo, dormirás menos. Pero tú lo has decidido así al comprar este libro. Has plantado la semilla y a partir de ahora la vas a regar y abonar.

La mejor noticia es que ya no hay vuelta atrás. Has comenzado a jugar. A partir de ahora identificarás cada situación que ocurra en tu vida como parte del juego. Crea tus propias misiones, enfrenta a tus enemigos y avanza de nivel.

Para ello necesitas que tu protagonista se haga fuerte, rápido, inteligente. Debes prepararlo lo mejor posible.


MI GRAN JUEGO…





Ahora te toca a ti. Describe en la siguiente página cómo es tu gran juego, cómo es tu protagonista y cuál es su misión principal.



1.- Mi Gran Juego







2.- El protagonista







3.- Misión principal 








PARTE I

AUMENTA TU PODER. HÁBITOS DE COMPORTAMIENTO





Al igual que un coche no puede moverse sin gasolina o un velero se queda estancado con la ausencia de viento, nosotros dependemos de nuestra propia energía. Tu propia energía es la combinación de la energía “mente-cuerpo”, o lo que es lo mismo, energía mental y energía física. Puedes realizar determinadas tareas sólo con un elemento de ellos, pero si de verdad quieres marcar la diferencia, encender tu propia llama, debes hacerlo maximizando ambas partes. Te doy una buena noticia, y es que incrementando una de ellas la otra parte aumentará casi en la misma medida ¿Acaso no te encuentras más despierto mentalmente después de dar un largo paseo, jugar un partido de pádel o correr durante 40 minutos? Para obtener lo máximo tendrás que trabajar en diferentes frentes:

  • Aumenta tu nivel máximo de poder más allá del 100%. Imagina tu poder como una barra de energía. Haz que dicha barra sea lo mayor posible. Para ello deberás actuar con pasión, motivación y autoconfianza.

  • Incrementa los aportes de energía. Vive de forma saludable, come de forma saludable, practica ejercicio, descansa… La diferencia es enorme.

  • Reduce las pérdidas de energía. Situaciones difíciles aparecerán en tu vida. Grandes y pequeños enemigos serán frecuentes. Reduce el nivel de tus preocupaciones enfrentándolas de cara y elimina complicaciones innecesarias. No añadas piedras a tu mochila.































AUMENTA TU NIVEL MÁXIMO





En esta primera parte verás cómo incrementar tu barra de energía por encima del 100%. Estoy seguro de que tienes alguien en la cabeza de quien en alguna ocasión hayas pensado “¿Cómo lo hace, cómo puede llegar a todo?”. Apuesto a que hace muchas cosas bien, y una de las más importantes es trabajar de acuerdo a sus principios y con una misión y objetivos claros. Los siguientes conceptos te ayudarán a conseguirlo. Tendrás siempre un plus de energía sobre el resto.





















PASIÓN





El gran motor que mueve todo, la pasión. Puedes ser un excelente trabajador, deportista, amigo, padre o madre. Pero nunca alcanzarás lo máximo si no sientes pasión por lo que haces. No digo que no puedas llegar a ser el CEO en la compañía en la que trabajas si no está orientada con tu pasión. Digo que si lo estuviera serías más feliz, disfrutarías más, y en consecuencia podrías hacerlo aún mejor. No puede ser de otra forma.

Se trata de hacer lo que te gusta, no hacer que te guste lo que haces. Estamos hablando de llegar a lo máximo, no de hacerlo bien. Es extraordinario que consigas hacer que te guste lo que haces. De hecho, deberás hacerlo continuamente. Pero si de verdad quieres marcar la diferencia no vale con conseguir que te guste lo que estás haciendo. Tienes que hacer aquello que amas. Esa es tu misión principal. Ahora bien, tu misión estará rodeada de pequeños satélites que la acompañan. Y ahí tienes que dar tu mejor versión para hacer que te guste lo que haces. Recuerda que dijimos que ibas a tener que trabajar duro. No te mentía. Pero lo harás disfrutando porque sabrás que es lo que tú has elegido. Reconoce los momentos en que debes poner buena cara al mal tiempo. Recuerda lo que acabas de leer y grábalo en tu mente. Tienes que conseguir que se encienda un pequeño interruptor en tu subconsciente que te traiga de vuelta a estas palabras. Tienes que conseguir recordarte a ti mismo que es una de las condiciones de tu juego. Es tu juego, tú eliges las partidas.

Para mí escribir este libro es una decisión propia, un proyecto que única y exclusivamente depende de mí deseo. No necesito hacerlo, quiero hacerlo. Quiero hacerlo porque me gusta, no hay más. Me he asegurado de encontrar hueco para el proyecto porque es una prioridad para mí. A cambio he renunciado a otras cosas menos prioritarias o he redistribuido horas que no eran productivas. Es parte de mi juego. A veces me entran dudas, pero lo sé desde el inicio, sé que hay momentos de duda. Son pequeñas pruebas que nos ponemos a nosotros mismos. La parte más primitiva de mi cerebro me impulsa a recogerme en mi guarida. Pero no pienso ceder. Se presentarán momentos mejores y peores, pero tengo claro el objetivo y alcanzarlo depende de mí. Sólo de mí.

Recuerda los grandes genios de la historia. Bien sea más antigua o reciente. Elige aquellos que más te gusten y tómalos como ejemplo. Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Steve Jobs o Michael Jordan. No sólo marcaron un antes y un después por ser buenos en lo que hacían. Lo hicieron porque tenían unas cualidades excelentes, pero sobre todo porque amaban lo que hacían.

No desesperes si te encuentras actualmente en un trabajo que no te apasiona o llevando una vida que te gustaría cambiar. Persiste, a la vuelta de la esquina puede estar la idea que te haga salir de tu pequeño letargo. Pero no pierdas el tiempo, aprovecha tu etapa actual para entrenarte para cuando llegue tu gran momento. Haz las cosas con intensidad, da lo mejor de ti mismo en todo aquello que haces y cuando llegue ese momento estarás preparado, nada podrá detenerte. Ya hemos dicho que no es necesario un cambio radical. Es excelente si te lo puedes permitir, pero no indispensable. Esta parte es fundamental. Debes ser observador, entrenarte a tope e ir introduciendo tu pasión en tu vida. Creará raíces que se extenderán ocupando el 100% de tu vida. Acepta la situación actual y moldéala, no te conformes jugando a otro juego.





























MOTIVACIÓN





La motivación es el viento que mueve nuestra vela en dirección a nuestro objetivo.

Estás a tope, has descansado, te has alimentado de forma enérgica y has cargado tu cuerpo con un poco de ejercicio. Ahora tienes que afrontar una tarea que no te apasiona, no te motiva para nada. Inmediatamente toda esa energía que hemos logrado previamente se queda dormida. No podemos pretender hacer siempre lo que más nos gusta. Aunque te dediques a aquello que soñaste con hacer, habrá una parte de “trabajo sucio” que debes afrontar. No lo enfoques así. Es un paso más hacia conseguir tu gran sueño. Imagínate a ti mismo habiendo alcanzado el lugar que siempre soñaste, vívelo como si realmente estuviera ocurriendo ahora, para ello has tenido que hacer un gran esfuerzo y dedicar horas y más horas a lograrlo. Horas que has tenido que descontar de tus hobbies, levantarte temprano, pasar menos tiempo con tu familia… has tenido que sacar ventaja de algún sitio.

Piensa que lo haces porque quieres hacerlo. Olvida frases como: “Tengo que ir a hacer la compra”. Realmente quieres ir a hacer la compra. Realmente lo que quieres es tener comida para cuando tengas hambre. Pero como quieres comer… “Quieres hacer la compra”.

Tareas estimulantes o planas. Marcar la diferencia en tareas sencillas haciéndolas de forma excelente. Para dar una vuelta con tu deportivo por la costa amalfitana tendrás que repostar combustible. Todo el mundo es bueno haciendo lo que le gusta. Para que un equipo de fútbol juegue de forma excelente es necesario que los conceptos tácticos estén trabajados y automatizados. Después de eso surgirán los grandes jugadores.

Los siguientes trucos te ayudarán a conseguir impulso:

  • Truco 1: hablaremos más adelante de la importancia de la meditación. Te centras en la respiración y aumenta tu energía al mismo tiempo que experimentas una sensación de serenidad desconocida. Pues bien, todo acto puede convertirse en un acto “meditativo” si lo afrontamos de similar forma. Respira profundamente y céntrate en la tarea que tienes delante sin pensar en nada más, sabiendo que es lo único que debes hacer en ese preciso momento. Bórdalo, logra la excelencia en esa pequeña tarea y siente la satisfacción de entregarte al 100% a dicha tarea. No te desmotives pensando en que preferirías estar haciendo otra cosa. Esta es una buena práctica para una tarea simple como puede ser limpiar tu casa (en caso de que hayas decidido que debes limpiarla tú en lugar de delegar esa tarea).

  • Truco 2: coge tus auriculares y selecciona la música que te gusta. Sube el volumen y piensa cómo podrías convertir una aburrida tarea en un excelente trabajo. Tienes que preparar un informe… ¿Cómo podrías convertir ese informe en algo sublime? Quizá requiera algo más de tiempo pero vas a hacer algo innovador. Imagina las caras de aquéllas personas que esperan el típico informe aburrido de siempre al recibir esta “Mona Lisa” de los informes.

  • Truco 3: cárgate de energía, sal a correr, a dar un paseo… lo que más te guste. Ahora te sientes poderoso y vas a comerte esa tarea tediosa e importante para ti. Porque has decidido que eres tú quién la va a hacer. Porque has decidido ser tú quien se encargue del informe de gastos del mes, vas a coger el machete y vas a ir abriendo hueco entre la selva.


























AUTOCONFIANZA





Nadie va a quererte más de lo que debes quererte tú a ti mismo. ¿Cuánto confías en ti? Si piensas que no lo suficiente, si dices que bastante o si dices que poco, tienes que cambiar. El camino es largo y las misiones serán cada vez más complicadas conforme subas de nivel. Muchas dificultades aparecerán, trampas, enemigos complicados. Pero debes perseverar y sin confianza en ti mismo te darás la vuelta ante cualquier dificultad. Así no ganarás en tu juego. O sí, pero habrás creado un juego en el que el premio final está al nivel de tu confianza en ti mismo. Un juego para niños. Un juego para los que se conforman. Así de claro. Aparecerán dudas, pero nunca dudes de ti ni de tu propio potencial o morirás en el intento. No estás aquí para intentarlo, estás aquí para hacerlo. Si tu objetivo es intentarlo sólo conseguirás eso, intentarlo.

Te diré una cosa, el hecho de que estés leyendo esto debe ser para ti un motivo de orgullo. Sería mucho más cómodo estar viendo la televisión o navegando por internet. Pero estás aquí, porque ves que tienes potencial y posibilidades de mejorar. Eso ya es más de lo que hace la mayoría. Quiero que pienses durante los próximos días y te hagas un listado de momentos en tu vida en los que te has sentido como “el rey del mundo”. Apruebas un examen importante, te ascienden, ganas un partido de fútbol gracias a un gol tuyo, das un paso complicado en tu carrera, etc. Mantén esa lista a la vista y revísala constantemente para ser consciente de que, cuando ha sido necesario, has sacado lo mejor de ti. No te escondas. Vuelve a la lista cuando te repliegues en tus miedos. Miedo a fallar, miedo al qué dirán. Elimínalos de tu vida. Busca personajes que te inspiren, ejemplos a seguir, y acerca su recuerdo en determinados momentos en que lo necesites.

Con confianza derrotarás a los enemigos de tu juego. Mayor enemigo, mayor premio. Quizá no lo hagas a la primera ni a la segunda. Pero volverás transformando a tu protagonista, aprendiendo nuevas habilidades y adquiriendo nuevas armas. Volverás siendo más poderoso. Pero si no confías en ti no volverás y tu juego habrá terminado donde termina tu autoconfianza.

Al igual que el primer paso para amar a los demás es amarse a uno mismo, no puedes confiar en los demás cuando no confías en ti mismo. Eso te generará dudas constantes y supondrá una gran pérdida de energía. No serás capaz de delegar, siempre tendrás dudas. Ya sea en las relaciones personales o en los asuntos laborales. Confía en ti mismo para confiar en los demás. Avanza con paso firme y rápido.













EVITA REDUCIR TU NIVEL MÁXIMO. CREENCIAS LIMITANTES






Al igual que la pasión es el elemento primordial que hace que tu capacidad máxima de energía aumente, no podemos pasar por alto aquello que puede reducir dicha energía, aquello que te limita: tus creencias propias creencias limitantes.

Recuerda cómo quieres que sea el protagonista de tu juego. ¿Un ser todopoderoso o limitado por principios? Está en tu mano. ¿Vas a jugar a un juego lleno de abundancia o de escasez? Tú decides si en tu juego vas a sufrir o a disfrutar, triunfar o fracasar.

Haz una prueba. Levántate de donde estás, tírate al suelo y comienza a hacer flexiones. ¿Cuántas vas a hacer? 20, 30, 40… márcate un objetivo y comienza con ellas.

¿Lo has alcanzado? Quizá sí o quizá no ¿Lo has superado? Es seguro que no. No limites tu potencial. Llegarás, como mucho, hasta donde creas que puedes llegar.

Hablaremos de esto cuando llegue el capítulo de marcar objetivos, aquí estamos tratando algo más profundo y arraigado en lo más fundamental de cada uno. Identifica tus creencias limitantes. No es algo sencillo, pero analiza el devenir de tus últimos años, ¿con qué estás chocando? ¿Qué está suponiendo para ti una barrera infranqueable? Puede ser una barrera financiera, deportiva, en tus relaciones… Hay una creencia limitante detrás de dicho obstáculo, estoy seguro. No vas a descubrirlo de la noche a la mañana. Pero es fundamental. Recurre a algún experto si es necesario, recuerda que estas creencias pueden hacer que una realidad de posibilidades infinitas se reduzca a mirar el mundo a través de un agujerito. Estás atrayendo hacia ti la barrera que frena tu propio avance.

Si de verdad quieres eliminar esta barrera busca las posibles causas y desmóntalas, redúcelas al absurdo. Acaba por reírte de estas limitaciones autoimpuestas, míralas de frente, de tú a tú, y siéntete poderoso sobre ellas. Explora más allá de tus propias barreras, y verás que nunca hubieras siquiera imaginado todo lo que más allá de ellas puedes encontrar.

Algunas herramientas que puedes emplear para ayudarte son las visualizaciones y las afirmaciones. Antes de acostarte y al levantarte, visualízate cómo quieres realmente ser. Tienes que verte como si ya lo fueras. ¿Qué tipo de vida estarías llevando? ¿Estarías haciendo exactamente lo mismo que estás haciendo ahora mismo? ¿Cómo te comportarías? Recuerda que estás creando tu propio juego y tú eres el protagonista. Tu gran juego.

Redacta una afirmación positiva orientada a eliminar esa barrera y repítela a continuación, una vez tras otra. Una para cada barrera que hayas detectado. Sé firme y contundente, repítela en voz alta, seguro de ti mismo. No sientas vergüenza, estás cambiando, estás avanzando. No tengas miedo de decírsela a otra gente, adquirirás un mayor compromiso contigo mismo. La afirmación debe ser positiva y en modo presente. Por ejemplo:

Cada año mis ingresos aumentan más de un 20% respecto al año anterior”.

3 días a la semana corro 20 km a una media inferior a 4 minutos por km”.

Repites la afirmación. Te ves a ti mismo cómo eres habiéndola cumplido. Te ves llevándola a cabo, te ves comportándote como una persona que lo ha conseguido.

Tienes que ser constante y persistente, no vas a cambiar una creencia instaurada desde hace años de la noche a la mañana. Tienes ejemplos claros en el ámbito del deporte. Hace unos años parecía imposible correr los 100 metros lisos por de debajo de los 10 segundos. Una vez superada esa barrera por un deportista (en este caso Carl Lewis), el número de atletas capaces de hacerlo se ha multiplicado, hasta el punto de dejar de considerarse un hito.

Una última recomendación. Si tuviera que recomendarte un texto que trate las creencias limitantes de forma estupenda no lo dudaría: “El cómo del éxito”, de Miguel Ruiz Gil. Un libro fantástico, especialmente la última parte dedicada a las creencias limitantes y sus diferentes niveles.

  • Nivel externo: creencias aprendidas en los primeros años de tu vida. Qué viste, qué escuchaste, qué te enseñaron.

  • Nivel medio-externo: creencias heredadas de tu familia, desde padres, abuelos, etc. Parece mentira pero estas creencias se transmiten entre generaciones.

  • Nivel medio-interno: creencias heredadas de nuestros antepasados. Es aquí donde se desarrolló la parte más primitiva de nuestro cerebro (cerebro reptiliano), el cual nos hace responder con instintos básicos, miedo, protección, etc. Y sobre todo nos hace resguardarnos en nuestra guarida en vez de salir a descubrir, a arriesgar.

  • Nivel profundo: creencias heredadas desde el nacimiento de los tiempos, el ego, la existencia propia del ser humano.


Las creencias limitantes son una percepción de la realidad que te impide crecer, desarrollarte o alcanzar todas esas cosas que te ilusionas. Es algo que realmente no es cierto, pero que sí lo es para tu mente de tal forma que lo consideras una gran verdad sin ni siquiera ser consciente. Toda creencia tiene una intención positiva detrás de ella. Trata de identificarla (protección, seguridad, salud…) y “desmontar” su teoría. Nuestro cerebro está programado para protegernos y de esta forma, evitar el riesgo. Cualquier cambio supone un riesgo, salir de la zona de confort. Es tu labor encontrar dicha motivación positiva, aceptarla y sustituirla por otra motivación positiva que te lleve a una nueva creencia potenciadora. Sólo así eliminarás tus creencias limitantes. El juego se hará cada vez más divertido y emocionante.


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-33 show above.)