include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Escribir... 20 + 8 ideas creativas by , available in its entirety at Smashwords





Escribir…









20 + 8 ideas creativas













Ana Mafalda Damião









Índice

- Siete consejos de escritora


- 20 + 8 ideas creativas

































Siete consejos de escritora

1 - Decide la forma en que vas a utilizar este ebook, por ejemplo: cuántos días a la semana vas a escribir, cuántas horas dedicarás a esa tarea, el lugar en que lo vas a hacer, lo que harás con tus historias ...
Después de esas decisiones tomadas, abre tu nuevo cuaderno, el ordenador ..., escríbelas y establece tu contrato de uso.
Por cada ítem que fallas atribúyete una penalización, por ejemplo: leer 10 páginas de aquel autor que te hace escalofríos.



2º - Continúa las frases/párrafos y construye tus historias sin preocuparte por la forma (ortografía, puntuación ...). Escribe. Escribe. Escribe. Más tarde tendrás tiempo de mejorar lo que has escrito.
En un primer momento nada debe bloquear tu flujo de creatividad.



3º - No es necesario que completes las frases/párrafos en el orden en que son presentados, pero si quieres llegar a ser un (a) escritor (a) disciplinado (a) hazlo.



4º - No pienses, en ningún momento, que no eres capaz de continuar esta o aquella frase. Porque tú eres capaz. Da una oportunidad.



5 - No te preocupes si te surgen ideas disparatadas. Escríbelas. Lo que para ti es un disparate, para otros puede no lo ser.



6 - Nunca pienses que A / B o C haría esto mejor que tú. Probablemente hasta es verdad, pero eso te importa? Este es tu proceso creativo, no lo compares con el de nadie. Eres única / o.



7º - Y ahora ... vámonos... pega un lápiz o el ordenador y ... ESCRIBE. ESCRIBE. ESCRIBE.





20 + 8 Ideas Creativas

1 - Ya habían pasado 15 días y ninguna noticia había llegado. Sentada en el granito frío de la ventana, miraba ...





2 - Siempre le pareció que todo aquello era un sueño, pero la necesidad de sentirse amado le atrapaba el raciocinio. Ahora ...





3 - Heredara aquella mansión cuyo suelo crujía a cada paso y donde ratas y arañas habían hecho morada ...





4 - Nunca, hasta el momento, le había ocurrido que ...





5 - Una ciudad nueva, un nuevo empleo ...







6 - ¿Cuántas veces tengo que levantar el bastón? - preguntó él, acostado en la marquesa donde la terapeuta lo había "abandonado". (...)





7 - Por supuesto que no conozco, porque yo soy una persona culta. Ni por los domingos veo los programas de la televisión. - me respondió ella en su altivez. (...)



8 - Era una vez un pajarito. Un pajarito muy, muy, muy pequeñito. Tan pequeñito que cabía entre las rejillas de la jaula. (...)





9 - Cuando caminas sin rumbo vence en ti el que pone a desnudo tus debilidades, lo que te despoja ante su mirada benevolente y se sienta en el trono del sanador. ¿Será que ...





10 - Yo, que nací en el principio del mundo, que volé en el Universo como un ser alado ...



11 - Paco, Paco - llamó la perra Rebeca. - ¿No vas a comer?
Paco no respondió. Levantó las orejas y la miró en silencio. (...)





12 - Llegó pedaleando la bicicleta.
Sucia, pantalones viejos atrapados en los calcetines, saco a la espalda ...



13 - Una vez más seremos llevados a otro lugar, como si en ese otro lugar no se pronunciase la palabra g-u-e-r-r-a...





14 - Como decía Gabriel García Márquez, la vida es la mejor cosa que se ha inventado ...



15 - Era su primer viaje. En el barco, los marineros más viejos…



16 - José encendió un cigarrillo, se sentó en su escritorio, miró las imágenes y pensó ...





17 - El tren recorría la línea lentamente, en una indolencia que recordaba las tardes calientes de su país ...



18 - El viento arrasó todo en su paso. Del abrigo ya nada quedaba. Los hijos, agarrados a sus faldas lloraban ...





19 - El avión sobrevoló la ciudad ...





20 - Sólo faltan 30 días. - me dijo él. (...)





21 - Las campanas sonaban en su cadencia constante...





22 - Se decía que, en aquel lugar, allí mismo donde se sentaba, aparecía, en las noches de luna llena, un hombre lobo. Esa era la historia que la abuela le contaba siempre que la vía a correr hacia allá. (...)



23 - De su infancia recordaba el tren parado, los vagones vacíos y los niños corriendo

24 – Ya habían pasado dos años, pero sentía en sí la fuerza de aquel abrazo. (...)





25 - No sé si lo que voy a hacer es lo mejor para mí, pero sé que nunca podré decir que no había otra opción. (...)



26 - La fiesta empezó. Por el camino de piedra, del jardín, se veían llegar los más atrasados ...





27 - De repente, el enorme bulto que se acercaba ganó forma ...





28 – Había conseguido. Allí estaba, con el traje académico, en la fiesta, pero su mirada aprehensiva recorría la multitud.
¿Estaría él allí?


Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-10 show above.)